Buscanos en facebook

www.facebook.com/laperladeldesierto

PROXIMAMENTE!!!

PROXIMAMENTE!!!

LLANTERA MEXICALI

LLANTERA MEXICALI

----------------------

----------------------

lunes, 21 de mayo de 2012

La conciencia dormida

Por: Jesus Benigno Perez Gonzalez
El clima de inseguridad que vivimos en estos tiempos, es la manifestación externa de la condición interna del ser humano, muchas de las situaciones hostiles que pasamos, se dan porque cada vez menos reprimimos nuestros deseos y pensamientos. 

Violencia, agresividad, delincuencia, crímenes, robos, corrupción, impunidad, homosexualismo, aborto, son el pan nuestro de cada día, si los medios de comunicación no contienen notas con esos ingredientes no venden o no tienen rating. 

Muchos políticos por conquistar la voluntad del voto, prometen, de llegar al poder hacer gestiones o proyectos de ley que legitimen las intenciones, deseos o conductas reprimidas del corazón de las personas . En la ultima década el poder legislativo de la federación, y de algunos estados han promovido y/o aprobado leyes, y reformas de ley que garanticen o protejan la practica publica de conductas o estilos de vida (homosexualismo, aborto, legalización de drogas, divorcio exprés), que antes se desarrollaban en lo oculto, por vergüenza o por la censura colectiva, impuesta de alguna manera por principios, ética o moralidad, manifestando así el rechazo de nuestra sociedad. 


Siendo claros en esto, estas conductas o estilos de vida siempre han existido, solo que e l hombre las reprimía porque había un parámetro social (conciencia colectiva), que al sentir que era agredida o rebasada, reaccionaba censurando o rechazando tal conducta por considerarla ilegal, inmoral o antiética. Hoy no hay absolutos, todo es relativo, “todo depende del cristal con que lo veas”. La conciencia colectiva se ha adormecido, esta anestesiada, paralizada, perdida en algo que hoy alegamos como un derecho; “la pluralidad”. 

Hace unos 20 o 30 años, tal vez más, era moralmente reprochable que los medios de comunicación de manera explicita pasaran escenas o noticias con imágenes violentas, sangrientas o de sexo, en horarios o programas familiares, hoy entre más enseñen mejor, y nuestra conciencia ya no se resiste… ya se acostumbró, el nivel o estándar para medir la moralidad en nuestra sociedad se ha rebajado increíblemente. Hoy todo esta saliendo del closet y la sociedad, gobierno, legislaciones e incluso la iglesia, no solo consiente en esto sino que en algunos casos por no ser impopulares o etiquetados de intolerantes, aprueban y aplauden tales conductas. Como consecuencia de esto, estamos inmersos en una barbarie, todos contra todos, sin que haya quien pueda levantarse como juez de todas estas cosas, porque no reconocemos autoridad moral competente para esto. 

Para muchos todo es una “bacilada”… hasta que nos toca a nosotros la afectación, entonces si gritamos, gritamos de dolor, de ira, de desesperación por la impunidad… ¡grite!, ¡gritemos!, ¡más!, ¡más fuerte!... nadie nos va a oír, si acaso tal vez finjan empatía, pero ¿solucionaran nuestro problema?... ¿Le menciono algunos?; la guardería ABC de Hermosillo, los video escándalos políticos, los fraudes electorales, la matanza de Acteal Chiapas, Luis Donaldo Colosio, Marcial Maciel, etc)… me recuerda esto la transición de forma de gobierno del pueblo de Israel del tiempo de los jueces al tiempo de los reyes, donde el pueblo quedo por un periodo sin gobierno… “en estos días no había rey en Israel; cada uno hacia lo que bien le parecía”… Jueces 21:25. 

Nuestra sociedad, por muchos motivos va en decadencia humana y moral, cada vez somos más insensibles al dolor y/o necesidad ajena. Aunque estamos en la era de las comunicaciones, nos sentimos solos, nos estamos aislando porque la forma como nos comunicamos cada vez mas sofisticada, es también cada vez más impersonal. Pocos lo notan, pocos dicen algo, estamos tan ocupados, nos tienen tan enajenados con las noticias, la economía, la diversión y el entretenimiento, que no tenemos tiempo para la reflexión seria. Como dije antes, la conciencia de nuestra condición humana y colectiva esta dormida, ya no siente, no despierta, no advierte lo bajo que hemos caído en deterioro de nuestra integridad, no reaccionamos, solo a veces nos emocionamos y no acabamos de cambiar. En medio de todo este caos, hay fechas, celebraciones o conmemoraciones de eventos trágicos o afortunados algunos, que nos unen, despiertan momentáneamente a los seres humanos que debiéramos ser. 

Un conocido escritor del cristianismo concluyo lo siguiente: “el dolor es el grito de Dios a una sociedad sorda, que no quiere oír” C. S. Lewis. Dios a lo largo de la historia, se ha comunicado con el hombre de diferentes formas, con el propósito de devolverle su valor y restaurar su condición de “hechura y semejanza de Dios” Hebreos 1. 

En medio de todo lo antes mencionado, podemos tener la certeza de un Padre Celestial, que quiere despertar nuestra conciencia, por medio de su amor, a una forma de vida distinta a la que vive nuestra sociedad hoy, y es por medio de Jesús, que salimos de la aflicción de este mundo, a la vida plena y en abundancia que Dios ofrece a todo aquel que cree (Juan 3:16, 16:33)